FALSA CIÁTICA–CIÁTICA POR SÍNDROME DEL PIRAMIDAL


Cada día es más frecuente que vengan personas a la consulta diagnosticadas del médico con «ciática» y que, el único tratamiento que les ponen, son inyecciones para el dolor. 


En este post vamos a hablar de lo que en muchas ocasiones es la verdadera patología y no una simple ciática. 

La ciática o dolores del nervio ciático se deben a una compresión del nervio a su paso por el desfiladero que forma el músculo piramidal en la pelvis. 
En la siguiente imagen se puede observar como el nervio ciático pasa por debajo del músculo piramidal de manera que, si éste está contracturado, comprime al nervio causando la «falsa ciática» o «síndrome del piramidal». Por norma general, el piramidal es un músculo que tiende a hipertrofiarse. 
 
El mayor problema es el desconocimiento que existe por parte de los pacientes de esta enfermedad ya que muy a menudo no se diagnostica o se confunde con lumbociática. 

Es una patología que afecta principalmente a mujeres y que, en los casos más graves puede ser incapacitante.
Además, debido a las diferencias anatómicas, en el 80-90% de la población, el nervio ciático no cruza por el piramidal mientras que el 10-15% restante si. De manera que también puede verse afectado el nervio ciático. 

Este síndrome se suele llamar «falso ciático» porque da la sintomatología de ciática pero no es causado por un problema del nervio a nivel de la columna vertebral. 

¿Qué síntomas presentan?

  • dolor a los movimientos contraresistencia de separación-aproximación de la pierna
  • dolor, entumecimiento u hormigueo en la parte posterior de la pierna 
  • dolor profundo en la región glútea
  • debilidad en las piernas: en casos más avanzados
  • dolor en la ingle, en el abdomen o interior del muslo
  • cojera al caminar: si la molestia llega hasta la rodilla
Los síntomas suelen agravarse cuando está sentado, sobre todo en una superficie baja como un sofá. También suelen agravarse cuando el músculo piramidal se estira (subiendo escaleras, caminar cuesta arriba…).

Causas del síndrome piramidal 

La causa más común es la presencia de problemas lumbares, normalmente, bloqueos en la 5ª vértebra lumbar que irritan una raíz nerviosa que a su vez provoca el espasmo del piramidal. 

También puede estar causado por una diferencia de longitud en las piernas, malas posturas o por un ejercicio físico que mantiene el piramidal en tensión.

Las operaciones quirúrgicas en la región abdominal y la cadera en ocasiones provocan adherencias que alteran la estructura y dinámina del tronco, y esto puede causar la disfunción y acortamiento del piramidal. 

Tratamiento

Los objetivos del tto son:
    • disminuir la inflamación
    • mejorar la flexibilidad del piriforme
    • minimizar las posiciones o actividades agravantes 

El tto va a consistir en:
      • electroterapia para aumentar la temperatura de los tejidos profundos
      • terapia miofascial para trabajar la causa en caso de adherencias y acortamientos
      • masaje transverso profundo o Cyriax
      • masaje para disminuir la tensión del piramidal
      • estiramientos para aumentar la flexibilidad 
      • acupuntura 
      • moxibustión 
      • reeducación postural para corregir las posiciones agravantes 
Las actividades a evitar para que no se agrave la enfermedad serían:

  1.  evitar sentarse en sitios bajos
  2.  evitar caminar cuesta arriba y escaleras
  3.  actividades como bicicleta estática porque la posición es con el piramidal en estiramiento
  4.  evitar sentarse con las rodillas más altas que las caderas. Para esto podemos usar una cuña y tener las caderas más altas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *